Hoy te propongo de nuevo un ejercicio para reflexionar acerca del inmenso poder curativo de las crisis. ¿Ya has tenido ocasión de experimentar la técnica guiada que te propuse? ¿Has hablado cara a cara con el proceso de vida por el que estás pasando?

Te propongo que lo hagas para descubrir hacia dónde te lleva este momento por el que transcurres, qué oportunidades te está ofreciendo. Para ello, realiza la técnica guiada conectando con todas las sensaciones que te produzca la experiencia. Después, desde ese estado de conexión, reflexiona acerca de estas cuestiones:

  • ¿Qué información te trae esta crisis? ¿Qué te está diciendo? ¿Cuál es su significado más profundo?
  • ¿Qué cambios te pide o te propone?
  • ¿Qué miedos u obstáculos aparecen ante ese cambio?
  • ¿Qué horizontes nuevos te trae? ¿Qué puedes llegar a ser? ¿Qué nueva persona surge de ti cuando eso se da ya?
  • ¿Cómo vas a hacer el cambio? ¿Qué pasos vas a dar para lograrlo?

Seguro que recibes una información muy valiosa que te hará cambiar la mirada hacia la situación por la que atraviesas. Tómate tu tiempo y piensa con cariño en ti.