Algunas veces, cuando nos encontramos muy estresados o nerviosos, las técnicas de relajación pasiva no son suficientes para ayudarnos. Para estos casos, te traemos un ejercicio especial: la técnica de desplazamiento de tensiones.

Se trata de una práctica especialmente beneficiosa para la relajación del cuerpo físico, aunque de manera indirecta también se trabaja la templanza emocional, la concentración mental y la coordinación cuerpo-mente

Puedes realizar la técnica completa o hacer únicamente la relajación activa de un grupo muscular concreto.  De esta forma, puedes emplearla en cualquier momento en que lo necesites, aunque te la recomendamos especialmente al final del día para reducir el impacto del cortisol en nuestro cuerpo y activar el sistema nervioso parasimpático.

¿Dispuesto a desplazar todas las tensiones acumuladas? Pues comenzamos…

Técnica de Desplazamiento de Tensiones