Hoy vamos a seguir aprendiendo técnicas sencillas que nos ayuden a liberarnos de la ansiedad y a reducir la tensión física o mental acumulada. Te proponemos una técnica de relajación básica, con la que podrás practicar la autoobservación y la relajación del cuerpo físico

Resulta muy útil en cualquier momento del día en que necesites ese descanso consciente, pero también puede emplearse por la noche, como herramienta de preparación al sueño.

Para empezar a practicarla, no tienes más que colocarte en una postura firme pero cómoda. Puedes sentarte o tumbarte, pero manteniendo siempre la atención consciente en la técnica.

¿Comenzamos? Pues colócate bien, cierra los ojos, y sígueme…

Técnica de Relajación Básica