Si te pregunto que nombres algún hidrato de carbono, ¿cuáles son los primeros que te vienen a la cabeza? Probablemente, pensarás en la pasta, el pan, el arroz o los azúcares. Y si te pregunto, ¿para qué los consumimos? Seguro que tendrás claro que son una fuente importante de energía en estado puro.

Pero, ¿cómo conseguían esa energía pura nuestros ancestros antes de la industrialización o de la era agrícola y ganadera? Durante miles de años el ser humano ha conseguido la energía de otros vegetales como las frutas, las hortalizas, las raíces y tubérculos o las verduras, y no de alimentos derivados de los cereales. Hoy en día, consumimos un exceso de cereales refinados, bollería industrial y azúcares, sin ser conscientes de que no son una óptima fuente de energía. 

Si me acompañas, hoy te mostraré de una manera muy visual aspectos importantes que debes saber sobre los hidratos de carbono, para hacer un consumo óptimo y saludable que te permita mantener un alto rendimiento sostenible y saludable en el tiempo.

Ayúdanos en nuestra misión para democratizar el conocimiento médico. Si te ha parecido útil, compártelo en tus redes. ¡Gracias!